Salud: Alarmante informe revela que las muertes por cáncer y enfermedades cardiovasculares aumentaron considerablemente entre los chilenos en los últimos años

El otro día leí una nota en La Tercera sobre el Anuario de Estadísticas Vitales del INE, que compara las causas de muerte de los chilenos entre 1997 y 2009.
Esta alarmante publicación alertó sobre un incremento en las muertes por enfermedades cardiovasculares y cáncer, que inevitablemente está ligado al estilo de vida actual, que combina estrés, mala alimentación y hábitos sedentarios en un paquete letal.

En los doce años que abarca el estudio, la tasa de mortalidad por tumores creció 18% en hombres y 14% en mujeres, mientras que los males del sistema circulatorio aumentaron 4% y 5% respectivamente, manteniéndose como la primera causa de muerte en Chile.

Pese a lo preocupante de estas cifras, la verdad es que tienen poco de sorprendente considerando que pese a que tanto los cánceres como las enfermedades cardiovasculares tienen un fuerte componente de riesgo genético, están fuertemente relacionadas con el estilo de vida.
Factores como el tabaquismo, la obesidad y una mala alimentación juegan un rol importante a la hora de aumentar el riesgo de padecer estas enfermedades, por esta razón es fundamental adoptar hábitos saludables con miras a reducir la incidencia de estos problemas.

Dejar de fumar o al menos reducir el consumo de cigarrillos, hacer ejercicio e ingerir una dieta nutritiva y equilibrada son cambios que dependen de nuestra voluntad y pueden hacer una gran diferencia en términos de cómo vivimos o cómo terminamos nuestros días.
En este sentido, ingerir leche y lácteos se vuelve una necesidad apremiante al considerar que estos alimentos cuentan con nueve nutrientes esenciales para el ser humano como la Vitamina A, el Calcio y el Magnesio, entre otros.
Además, diversos estudios recientes han establecido que la vitamina D, que se encuentra en muy pocos alimentos, entre los que destaca la leche, tiene un efecto protector tanto contra los problemas cardiovasculares como contra ciertos tipos de cáncer como el melanoma, el cáncer de colón, de mama y de próstata, entre otros.

Así que ya sabes, beber leche de forma regular podría ser el primer paso para tener una vida más sana y mantener estas peligrosas enfermedades a raya desde ya.
¡Tu futuro depende de ti!