Dato: 10° Expo de Pueblos Originarios

Hasta el domingo 5 de agosto se extiende esta feria con productos de diversas culturas chilenas.

Son más de veinte puestos que incluyen artesanía en madera o lana, orfebrería, venta de productos naturales, yerbatería o gastronomía de las cultura Aymara, Mapuche y Rapa Nui. Habrá música por parte de Tobalaba Marka, Minuto Soler, Machaq Mara y más.

El horario es de 10 de la mañana a 9 de la noche. Para todos quienes ocupen la línea 4 del metro ideal bajarse en Metro Grecia y darse una vuelta, mientras se espera que baje la hora punta.

Nutrición: Los niños que cocinan comen alimentos más saludables

Que los niños prefieran frutas y vegetales en vez que una comida chatarra siempre ha sido un desafío. Investigadores de la Universidad de Alberta entregan una simple solución: darles un delantal!

Una medición en el estado de Alberta (Canadá) a niños de 11 a 12 años sugirió que la mejor forma de incentivar a los chicos a comer comidas saludables y que las disfruten es que ayuden con la preparación de la comida.
“Los niños a los que le gusta las frutas y vegetales tienden a comerlos frecuentemente y tienen una mejor alimentación”, dice la autora Yen Li Chu. Incentivar a los niños en la preparación de sus comidas puede ser una estrategia saludable efectiva para los papás y el colegio.
Este estudio se publicó el mes pasado en “Public Health Nutrition” y fueron estudiados 151 colegios de este estado. Aproximadamente un tercio de los niños ayudaron en la preparación de una comida una vez al día, otro tercio comentó que ayudaba de 1 a 3 veces. Un cuarto de los niños ayudaba 1 vez al mes y casi un 12% evitaba completamente la cocina.
La info también mostró que los niños que preparaban su comida eran más conscientes de la importancia de hacer elecciones saludables de comida. Además los investigadores comentaban que esto también podía desarrollarse en el lugar donde estudiaban, donde muchos niños se encontraban sin la guía de sus padres por lo que tienen que tomar muchas decisiones solos y asumir responsabilidades.
Por ejemplo, esto podría desarrollarse en clases de cocina o en grupos acerca de ésta

Ahora que muchos niños han salido de vacaciones… ¿por qué no acercarlos a la cocina? ¡Anímense a cocinar con sus chicos!

Nutrición: El consumo de pescado en los más chicos

¡Esta semana vengo cargada de datos! Hace unos días leí un artículo muy interesante acerca del consumo de pescado y cómo hacer que los niños no sientan rechazo. Ya deben saber que el pescado es una de las principales fuentes de Omega 3.

En Chile se organizó el Primer Simposio Internacional de Ciencia, Pescado y Salud en el que buscaron resolver un gran problema que tenemos como país con tanto mar. Nuestro consumo de pescado es muy bajo en relación a otros países con mar como Perú, España y Japón. Y uno de los objetivos es que desde chicos los niños lo consuman para así crear un hábito.
José Luis Vaamonde, que es experto en consumo alimentario en España, dice que para lograr este objetivo una de las cosas que podría hacerse es dar cuenta de lo que dice la neurociencia: que en los últimos tres meses de embarazo la mamá consuma pescado para así orientar el gusto del niño, luego hay que continuar en la lactancia y seguir durante dos años. Es después de esta edad que los niños comienzan a rechazar nuevos sabores o comidas y se aumenta hasta llegar al peak a los ocho años donde un 75% de los niños presenta un alto rechazo a consumir cosas nuevas.
Debido al consentimiento de muchos padres, para Vaamonde, los niños dejan de comer pescado y en España el menor consumo de pescado se da justamente en los hogares con niños de menos de seis años. Para Isabel Hernández, secretaria general del Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de la Pesca y Cultivos Marinos en España, los niños necesitan una preparación del pescado más sabrosa y atractiva.
¿Se acuerdan que meses atrás les comenté que la presentación en los platos era muy importante para que los peques se tentaran?


¿Y ustedes les dan de comer pescado a sus niños? ¿Cómo lo hacen?

Salud: El estilo de vida de los 20 años… impacta el corazón al llegar a los 40

Según un estudio de Northwestern Medicine mantener una dieta saludable desde la juventud está fuertemente asociado a un bajo riesgo de enfermedad cardiovascular a los 40 años. A quienes están recién en los veinte… ¡lean con atención!

“Muchos adultos de edad media desarrollan dietas no saludables, suben de peso y no se mantienen activos. Obviamente, ese estilo de vida lleva a aumentar la presión sanguínea y el colesterol, diabetes y elevar el riesgo cardiovascular”, dice tajantemente Kiang Liu, autora principal del estudio y parte del equipo de investigación del departamento de medicina preventiva en la Northwestern University Feinberg School.

Este estudio fue publicado a finales de febrero en el diario Circulation. “Incluso las personas de antecedentes familiares con problemas al corazón lograron tener un riesgo menos de enfermedad cardiovascular si cuando jóvenes comenzaron a tener un saludable estilo de vida”, comenta Liu. “Esto comprobaría la idea que un estilo de vida puede llegar a jugar un rol más prominente que la genética”. La mayoría de quienes mantuvieron cinco factores de vida saludable que incluían un bajo índice de masa corporal, sin ingesta excesiva de alcohol, sin fumar, una dieta saludable y actividad física regular, fueron capaces de mantener el bajo riesgo. En el primer año de estudio, cuando los participante promediaban 24 años, aproximadamente el 44% tenía un perfil de bajo riesgo de enfermedad cardiovascular. Veinte años más tarde, sólo un 24,5% entraba en esa misma categoría. Un 6% de aquellos que mantuvieron los cinco factores para un estilo de vida saludable llegaron a esa edad con un bajo riesgo cardiovascular.

Los investigadores usaron información recogida durante más de 20 años en otro estudio acerca del desarrollo de riesgo arterial coronario en adultos jóvenes. Comenzó entre 1985 y 1986 con cientos de jóvenes y adulto jóvenes entre los 18 y 30 años de edad, los cuales fueron estudiados a lo largo del tiempo.
Para el reciente estudio, se analizó información como la presión sanguínea, colesterol, nivel de azúcar en la sangre, ingesta de alcohol, condición de fumador y ejercicio de más de los tres mil participantes del estudio de la década del ochenta para definir un bajo perfil de riesgo de nivel cardiovascular y los hábitos saludables de vida.

“Muchos estudios sugieren que quienes tienen un menor riesgo cardiovascular en su etapa adulta tendrán una mejor calidad de vida, vivirán más y tendrán menos gastos médicos en su edad avanzada”, concluye Liu. “Hay muchos beneficios manteniendo un perfil de riesgo bajo”.

Ya lo saben queridos lectores, no es excusa decir que por ser joven entonces no hay que preocuparse de la salud, porque claramente nuestro estilo de vida influirá a futuro. Al parecer el famoso dicho es bastante acertado: Mejor prevenir que curar.

Receta: Crema de osobuco y merlot

Al revisar las distintas recetas publicadas en el Blog, me di cuenta de que todas son vegetarianas o con carnes blancas, así que esta semana decidí compartir un exquisito plato dedicado especialmente a los amantes de las carnes rojas.

Igual les recuerdo que aunque una dieta equilibrada y sana permite comer de todo en su justa medida, el consumo de carne roja en exceso está ligado a graves problemas como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, entre otras. Así que lo ideal es ir alternando pescado, pollo y carnes rojas, para de esta forma no caer en excesos y recibir todos los nutrientes que estos alimentos nos entregan.

Crema de osobuco y merlot
Para 4 personas
Tiempo de elaboración: 1½ horas

Ingredientes:
-
1 cda. de aceite de oliva
- 1 cebolla cortada en cuadritos
- 1 zanahoria cortada irregularmente
- 4 porciones de osobuco
- 2 tazas de vino tinto (cepa Merlot)
- 4 tazas de caldo de carne (ver nota)
- 1 ramita de tomillo
- 1 diente de ajo
- 1 taza de crema sin lactosa
- Sal y pimienta a gusto

Preparación:
1.
En una olla a fuego medio, agregar el aceite de oliva y dorar la cebolla junto con la zanahoria. Sumar los trozos de osobuco y sellar.
2. Verter el vino tinto y dejar reducir durante 5 minutos, para luego agregar el caldo de carne junto con el tomillo y el diente de ajo. Salpimentar y cocinar por 1 ½ horas a fuego suave.
3. Una vez terminada la cocción, colar la preparación y conservar el osobuco y su jugo. Mezclar el líquido con la crema sin lactosa y servir acompañado de un trozo de carne.

Nota: el caldo de carne se prepara disolviendo 1 caluga de carne en 2 tazas de agua hirviendo.