Nutrición: artículo sobre la Intolerancia a la Lactosa

Estuve navegando por internet para encontrar algún artículo interesante para mostrarles acerca de la Intolerancia a la Lactosa y encontré uno de un diario virtual peruano. Ojalá este blog sirva para todos los intolerantes sin importar ciudad ni país :)

En este artículo se presentan los síntomas de los Intolerantes a la Lactosa (lamentablemente, los conocemos muy bien!). Esta intolerancia podría ser congénita, por lo que habría que dejar de tomar cualquier derivado de la leche. Pero también puede presentarse en el desarrollo de nuestras vidas, incluso cuando uno es más viejo. A estos dos tipos se les llama intolerancia primaria.

Pero existe una intolerancia secundaria que se da, por ejemplo, por cirugías en el intestino, infecciones, virus o enfermedades. Estas personas pueden tener cierta tolerancia a la lactosa. Podrían comer algunos yogures, en algunos casos incluso queso, pero en pequeñitas cantidades…

En el artículo recomiendan no olvidar de consumir vitamina D desde otras fuentes. Pero en el caso de los productos Sin Lactosa como los de Loncoleche muchos tiene vitamina A y D de forma adicional para consumirla :)

El artículo fue realizado por la nutricionista Sara Abu Sabbah y puedes leer completo desde acá 

¿Y ustedes qué grado de intolerancia tienen y a qué edad se les presentó esta intolerancia?

Receta: Parfait de mango y maracuyá

Si hay una fruta que me gusta es el maracuyá. El sólo hecho de leer su nombre me levanta el ánimo, es muy rítmico, como si fuera una canción! Esta fruta la descubrieron en la conquista de Perú por los españoles y así se expandió el conocimiento de su rico sabor. Es originaria de la parte amazónica del continente. Disfruten este postre tanto como yo!

Parfait de mango y maracuyá
Para 8 personas
Tiempo de elaboración: 8 ½ horas

Ingredientes:
10 yemas
2 huevos
½ taza de azúcar
1 taza de pulpa de mago
1 taza de pulpa de maracuyá
2 tazas de crema sin lactosa

Preparación:
1. Batir las yemas y los huevos junto con el azúcar. Agregar la pulpa de mango y la de maracuyá y unir.
2. En un bol, semi batir la crema y agregarla de a poco a la mezcla anterior.
3. Vaciar en un molde y congelar por 8 horas. Retirar y servir.

Receta: Tomates rellenos

Esta receta es increíble. Es muy sencilla y se utilizan los tomates de otra forma que las tradicionales ensaladas. Además con el toque del horno se trasforma en un plato ideal para estos días más fríos. ¡Ojalá les guste tanto como a mí!

Tomates rellenos
Para 4 personas
Tiempo de elaboración: 25 minutos

Ingredientes:

• 4 tomates
• 2 cdas. de aceite de oliva
• 1 cebolla picada en cubitos
• 400 grs. de carne molida
• 1 taza de arroz cocido
• ¼ taza de crema sin lactosa
• ¼ taza de ketchup

Preparación:
1. Cortar la parte superior de los tomates y vaciar el relleno a un bol.
2. En una sartén a Tº media, calentar el aceite de oliva y sofreír la cebolla durante 10 minutos. Sumar la carne, el arroz, el relleno de los tomates reservado, la crema y el ketchup. Revolver y retirar.
3. Rellenar los tomates y hornearlos a Tº media por 12 minutos. Servir.

Receta: Crema de Coliflor.

Preparándonos ya para este fin de semana largo debido al feriado del 21 de mayo les voy a dejar esta crema. La coliflor es reconocida por ser una excelente fuente de fibras, vitaminas, potasio y además contiene mucha agua. ¡Disfruten estos días!

Crema de coliflor


Ingredientes:
• 1 coliflor
• 2 tazas de leche sin lactosa
• 1 taza de agua
• 3 puerros
• 2 cdas. de aceite de oliva
• 2 cdas. de harina
• 2 yemas
• 1 taza de crema sin lactosa

Preparación:
1. Cocinar lo arbolitos de coliflor en la leche y el agua hasta que estén cocidos. Retirar, reservando el líquido y moler con la ayuda de un procesador o juguera. Reservar.
2. Cortar la parte blanca del puerro en rodajas y sofreírlas en el aceite de oliva por 4 minutos. Adicionar la harina y cocinarla por 4 minutos más. Luego, sumar el líquido de la cocción reservado y el puré de coliflor y cocinar por unos minutos. Retirar y licuar. Colar en caso de ser necesario.
3. Ligar la preparación con las yemas y la crema. Salpimentar y servir.

Receta: Helado de chocolate.

Ya sé que está haciendo mucho frío aquí en Santiago. Pensé también  que en otoño o primavera, hay persona que les gustan los helados todo el año… Pueden comenzar a practicar la receta y cuando ya haga calor de nuevo les va a quedar increíble.

Helado de chocolate
Para 8 personas
Tiempo de elaboración: 30 minutos

Ingredientes:
• 1 taza de leche sin lactosa de chocolate
• ¼ taza de azúcar
• 2 huevos
• 1 taza de crema Sin Lactosa

Preparación:
1. En una olla a fuego medio, calentar la leche y el azúcar. Retirar y reservar.
2. En un bol, batir los huevos y agregarle de a poco la leche caliente.
3. Devolver la mezcla a la olla y cocinar a fuego bajo durante 5 minutos hasta que espese
4. Semi batir la crema y agregarla con movimientos envolventes a la olla.
5. Vaciar esta preparación a un bol y congelar por 30 minutos. Retirar, batir con un batidor y volver a congelarla. Repetir el proceso cuantas veces sea necesario para obtener la textura del helado.

Nota: si se tiene una máquina para hacer helados, seguir las instrucciones de ésta.

Receta: Sopa fría de palta

¿Se han dado cuenta lo maravillosas que son las paltas? Es un privilegio que podamos comer de ellas, quizás no todos los días, pero de vez en cuando siempre podremos tener alguna comida con esta fruta. Conozco a chilenos en el extranjero que mueren por comer un poco, salen muy caras y ni se comparan con lo sabrosas que son acá. Hoy les muestro esta receta que parecerá extraño en una sopa, ¡pero queda exquisita!

Sopa fría de palta
Para 4 personas
Tiempo de elaboración: 5 minutos

Ingredientes:
• 4 paltas grandes
• 3 tazas de caldo de pollo
• ½ cebolla picada finamente
• ½ taza de leche sin lactosa
• ½ cdita. de ají líquido (opcional)
• 4 cdas. de ciboulette picada finamente
• Sal y pimienta a gusto

Preparación:
1. Licuar todos los ingredientes (menos la ciboulette) en una juguera, hasta obtener una mezcla de consistencia cremosa.
2. Vaciar en pocillos individuales, decorar con ciboulette y servir.

Receta: Batido de yogurt sabor frutilla

Hay que aprovechar que ya quedan las últimas frutillas de la temporada porque no se puede negar el sabor único que tiene la fruta sin congelar. Además, la mayoría ya empezamos en marzo a trabajar o a estudiar a full y el tiempo para cocinar o comer se hace menor entre las tareas y trabajos. Esta receta es tan rica como sencilla y servirá para llenar el estómago entre las pausas o en la tarde.
¡Que la disfruten!

Batido de yogurt sabor frutilla
Para 4 personas
Tiempo de elaboración: 15 minutos

Ingredientes: 
- 1 taza de azúcar
- 2 tazas de frutillas naturales
- 1 taza de leche sin lactosa
- 2 yogures sin lactosa sabor frutilla

Preparación:
1.
Verter todos los ingredientes en una juguera y licuar.
2. Servir en vasos largo.

Salud: Estudio cuantifica el enorme costo de las fracturas en Europa

Cuando hablamos de nuestra salud, por lo habitual nos enfocamos en las consecuencias físicas, emocionales, personales o incluso sociales de las enfermedades.
Ahora, un equipo de especialistas decidió darle un vuelco a este acercamiento más tradicional a un problema bastante difundido como son las fracturas en la tercera edad, analizándolo desde una perspectiva económica. Los resultados son sorprendentes.

Sólo en Europa el 2010 el costo de las fracturas se estima en 39 billones de euros, siendo las fracturas de cadera las que gastan más de la mitad de este valor total.

La investigación dada a conocer en el Congreso Europeo de Osteoporosis y Osteoartritis, contempla datos como la incidencia de este problema, el costo de la prevención farmacéutica y el cuidado post fractura, además de la mortalidad.

Un detalle importante es que el porcentaje de este costo dedicado a prevención es mínimo en comparación con los demás ítems a considerar, lo que podría explicar la alta incidencia de fracturas en el viejo continente.
"Encontramos que se invierte sólo 2 billones de euros en la prevención farmacológica de fracturas, aproximadamente un 5% del costo total ligado a este problema. Esta pequeña inversión en prevención y tratamiento refleja el hecho de que la osteoporosis, que es la principal causa de las fracturas en la tercera edad, no está siendo diagnosticada ni tratada en la mayoría de las personas en riesgo de padecer esta enfermedad" concluyó John A. Kanis de la Universidad de Sheffield y principal autor del estudio.

Esta cifra resulta preocupante por sí sola, pero lo es aún más al considerar que las estadísticas sugieren un aumento de los adultos mayores en Europa, que derivaría en un incremento en las fracturas. Estudios sugieren que la cifra actual de fracturas se doblará para el año 2050 a menos que se toman medidas preventivas eficaces.

La osteoporosis es una enfermedad que deteriora notablemente la calidad de vida de las personas, trayendo consigo muchos otros problemas de salud tanto física como psicológica. De hecho, investigaciones previas han establecido que sufrir una fractura después de los 60 años aumenta considerablemente el riesgo de morir antes.
Pero además, esta enfermedad constituye un importante costo que puede ser prevenido con una nutrición adecuada desde temprano.
Los lácteos son una buena fuente de calcio y vitamina D que nos ayuda a fortalecer los huesos de forma preventiva para poder llevar una vida plena y llena de energía al alcanzar la tercera edad.

Nutrición: ¿Queso sin lactosa?

Estoy segura que uno de los sufrimientos más transversales entre aquellos que padecemos de intolerancia a la lactosa es la dificultad de comer queso. De hecho, es cosa de acercarse a cualquier foro o comunidad sobre el tema para ver quejas al respecto y súplicas lanzadas a las empresas de alimentos funcionales para que saquen este producto al mercado.

Sin embargo, la verdad es que hay muchos quesos que no deberían presentar mayores problemas para quienes padecen de una intolerancia a la lactosa no demasiado aguda, pues tienen muy pocas cantidades de este azúcar de la leche.
Esto se da especialmente en caso de los quesos curados y fermentados, ya que durante el proceso de elaboración disminuye el contenido de lactosa. Más aún, aquellos quesos viejos artesanales que tan sabrosos nos parecen contienen aún menos este elemento, pues con la maduración se van secando mediante la evaporación del suero lácteo que es el que tiene la lactosa.
Por otro lado, existen quesos que cuentan con altas concentraciones de lactosa, como son los queso crema, por lo que es recomendable evitarlos sin dudar.

Finalmente, no hay que olvidar que todos tenemos distintos niveles de intolerancia a la lactosa y por ende algunos podemos soportar sin problema ciertos alimentos mientras que otros presentan síntomas severos con tan sólo oler un lácteo. Por esta razón, es importante conocer nuestro organismo y experimentar con mucho cuidado para saber qué cosa podemos comer y qué cosa no.
Además, todos los quesos son elaborados de forma distinta, e incluso entre aquellos con menores concentraciones de lactosa, los procesos de fermentación son diferentes, por lo que se recomienda probar siempre con cautela.

Por último, para aquellos que definitivamente se sienten mal hasta con la dosis más ínfima de lactosa, siempre está la alternativa del tofu, ‘queso’ elaborado en base a soya que es una fuente rica de proteínas vegetales y queda delicioso frito con salsa de soya y cebollín.

Intolerancia a la lactosa: Una condición que nos acompaña desde la prehistoria

Muchas personas al recibir el diagnóstico de Intolerancia la lactosa sienten que el mundo se les cae encima y que son unos bichos raros. Sin embargo, tal como les conté alguna vez en el pasado, la baja producción de la enzima lactasa, responsable de esta condición, en realidad es un problema que ha estado con nosotros desde hace miles de años.
En un comienzo, nosotros, al igual que todos los mamíferos, disminuíamos nuestra producción de lactasa luego del nacimiento. Fue recién bastante más tarde que algunas poblaciones humanas generaron la mutación que permite la mantención de la enzima lactasa, por lo que al alcanzar la adultez, siguen absorbiendo la lactosa.

Esta hipótesis acaba de verse reforzada debido a los análisis genéticos practicados en Ötzi, la momia humana natural más antigua de Europa.
De acuerdo a los estudios dados a conocer a comienzos de esta semana, durante su vida, la momia glaciar más antigua del mundo padecía de Intolerancia a la lactosa, por lo que no podía digerir los lácteos.
Este descubrimiento apoya las teorías que plantean que a pesar del incremento en la agricultura y la producción de lácteos en ese entonces, la Intolerancia a la lactosa todavía era una condición muy común en la época de Ötzi. La habilidad de digerir la leche a lo largo de la adultez recién comenzó a desarrollarse de forma más masiva durante el milenio siguiente de la mano de la domesticación de los animales.

Otro dato interesante aportado por los análisis es que Ötzi estaba genéticamente predispuesto a las enfermedades cardiovasculares. Esto pone en jaque la idea de que la prevalencia de estos problemas son fruto del estilo de vida moderno. Ötzi no estaba expuesto a los factores de riesgo que hoy se consideran los gatillantes más importantes de estas enfermedades. No era sobrepeso y su vida distaba de ser sedentaria.